HOJA INFORMATIVA MADRE ISABEL

Madre Isabel vivía alegre en medio de las dificultades, porque todo lo dejaba en manos de Dios. Y tenía la convicción de que: Donde una puerta se cierra, otra se abre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies